The founder

Vuelvo a este blog de tanto en tanto. Tiene un tono que me gusta, de madrugada, de bosque oscuro, de bunker en tiempos de guerra.

Vuelvo y como una sorda, sin escuchar a  nada ni a nadie, me confieso.Sé que no lo sigue casi nadie, que está perdido entre las borrosas fronteras de la virtualidad, esas en que todo está a la vista pero nadie encuentra.Y antes de que por la ventana entre el ruido de la productividad ajena, mucho antes, escribo. Casi una confesión, casi un diario, casi una despedida.

Porque a veces, en madrugadas como esta, pienso que ya se me acaba el pasar por este plano terrenal, por esta tierra que todavía no entiendo, por este andar a ciegas buscando un lugar en el mundo.

Estoy cansada de esquivar codazos y malas interpretaciones, cansada de hacer fuerza para vivir en paz, sin que me afecte lo que veo. Estoy cansada y muy dolorida. Y ese dolor, aunque lo intentan los médicos, no cesa. No se detiene. Medito y reflexiono qué es lo que hago mal, y entiendo que cuanto más me conozco, más me quiero ir de aquí, más miedo me dan los hombres, hasta los de mi propia familia, hasta mis hermanos, hasta lo poco que queda de mi familia.

Estoy pronta a partir, tengo una fecha en menos de un mes hacia la tierra que tantas veces me dio cobijo, y sin embargo dudo; cada mañana, cada madrugada cuando despierto dudo, pienso en mis ancestros y todo lo que vinieron a hacer a esta América prometedora, a todo lo que consiguieron acá, sin mirar  atrás, sin opción posible. ¿Qué es lo que hicimos con eso? Me digo nada. Nada, solo sembrar discordias, solo separarnos cada vez más, pelear por un pedazo de patrimonio. ¿ Eso nos enseñaron? ¿Eso es lo que querían? Ciertamente no.

Vivo en la casa en la que nací, vivo en la casa donde murieron los viejos de la familia, quizá por eso -según dice mi hermana- llevo el peso de esa herencia en mi sangre, y quizá por eso vague triste, viendo lo que fuimos y pensando en lo que no somos, ni seremos nunca, ni con todo mi cuerpo puesto al servicio de juntar lo desparramado, lo voy a lograr.

Hace un tiempo, no muy atrás, pensaba que sí, que ese era mi destino, pegar los pedazos rotos de esta familia. Hoy, casi, no puedo mover un brazo. Y la espalda me asusta con sus dolores e inflamaciones. Sin columna vertebral, ya no me siento potente. Ya decliné de mi todo lo puedo. Hoy me tengo que hacer cargo de mí misma y no puedo pegar el salto. No sirvo. Me da pánico el no cuidar a alguien, me da pánico el cuidarme a mí. No me hicieron para eso.

Vuelvo a escuchar los ruidos. Y ya los primeros pasos, las primeras bocinas aisladas entran en mi mundo. Me llevan por delante. Ayer, vi la película The founder, y me sentí vulnerable , tan vulnerable como los hermanos que tuvieron el primer Mac Donald. Antes de que fuera un imperio llevado adelante por Kroc. Sentí, que toda idea, que todo lo que hice, lo que pinté, lo que escribí, lo que generé, lo tomaron otros que con eso llenaron sus bolsillos de dinero, y yo sigo, vendiendo lo que tengo para poder sobrevivir, para poder sostener decentemente y sin mentiras, este legado que me hicieron mis viejos. Una pregunta me hago cada tanto: ¿Qué pretendés, piba?

Publicado en arte. | Deja un comentario

Cuánto te apuesto

Cuánto te apuesto a que lo que quiere empezar bien termina mal, y no es por mi ánimo, es mi tendencia natural. No sé cómo ni de dónde viene eso, pero es así. Quiero terminar con este blog. No sé bien por qué, quizá haya sido el post anterior, cada vez que escribo algo sobre la maga  Mirta Colángelo cierro el blog que estoy escribiendo. Es como si La Maga me removiera algo, que muy silenciosamente guardo y púmbale, las estanterías caen, el telón cae, y quedo al descubierto frente al espejo, traspaso la puerta y me veo, estúpidamente escribiendo un blog, y pienso en todo lo que debo hacer todavía. Entonces calculo con mi cerebro matemático, actúo con mi cerebro enfermero y me digo a mí misma: se acabó. Este blog se terminó. Así me quito algo de encima. No es que me pese escribir un blog, para nada, ni que deba ocuparme de él diariamente-como pensaba cuando recién empecé a escribir el primero en el año 2005- para nada. Simplemente que no quiero dispersión. Es como trazar un punto de fuga y luego ponerle una cota, pero no de las geométricas, una cota a un punto de fuga de energía, para hacer lo que debo hacer.

Entonces me lo planteo hacer de forma cómica o alegre aunque más no sea, y no, que se me va la vaina, que muestro la hilacha, que las despedidas no me caen bien y que por más que yo sea la que decide irse, me entristece.

Y entonces pienso, bueno, que ya podré volver cuando quiera, bajo otro nombre, y otras estrellas. Pero no, nada me conforma, y menos cuando me paso dos horas hablando con mi hijo sobre la muerte, si existe o no el más allá, que la Kübler Ross y que nuestra amiga que murió y volvió de la muerte, que los mayas y los  católicos, que mi padre y su abuelo, que su padre y mi compañero de gran parte de … ¿de mi vida? De mi vida y la suya, de mis amores y los suyos, de los recuerdos de ambos, juntos y separados, yo despertándome, él acostándose, la  gata que ni una cosa ni la otra, y el sol pegando ya en algunas ventanas, sin pedir permiso, rompiendo la bella oscuridad de una casa que quiere seguir siendo nocturnamente silenciosa, y se va volviendo -gradualmente- se va volviendo amarilla, diurna, activa. La gata exige su comida, el estómago su desayuno, los automóviles  ser reconocidos por sus bocinazos y los perros, a puro ladrido, desean despertar a sus durmientes amos.

Comienza el ritual, preparo mi desayuno, comienza el ritual , tomo algunas fotografías, comienza el ritual , filmo unos segundos de algo que me asombra y largo con otro día más abriendo persianas, llenando con agua los bebederos de las plantas, y sacándome de entre los pasos – estaba  por escribir las piernas, pero queda feo- a la gata contenta y mimosa, porque logró su cometido, va a recibir su bocado.

Hecho todo eso, miro hacia el calendario , me calzo los anteojos y veo qué tengo para hoy, y comienzo a recordar mi ayer. De esa ecuación sale lo que haré mañana.

Abro los mails -es como saludar a los vecinos-, leo las noticias y púmbale nuevamente, el blog. ¿Para qué el blog? si me cansa lo virtual, me cansa el facebook, me cansan los mails, el skipe, los resúmenes de cuenta, las invitaciones a eventos. Me cansa, me agita y agota. Es como cuando era más joven y no soportaba el timbre del teléfono, así, algo parecido. Era ese timbre el que me sacaba de mi mundo y me movía a otra cosa, era ese bendito sonar que me deparaba una sorpresa, buena o mala, sorpresa, algo inesperado que vendría a modificar mi rumbo, y sin embargo, no podía dejar de atender, algo tan simple que le he visto hacer a la mayoría de mis amigos y que yo no podía. Si sonaba ¡DEBÍA atender! ¿Podría ser la muerte de alguien? Una vez mi hermana me dijo que le resultaba muy gracioso que en mis memorias del teléfono, el primer número que agendaba era el del médico, y era cierto, creía que todos lo hacían. Muchacha precavida vale por dos, pensaba, pero como yo soy gemela ya seríamos cuatro, y eso es mucho para este mundo tan vasto y sin embargo tan condensado demográficamente. No era por precaución, no, nunca fue mi fuerte, era más bien el sentido trágico de la vida, lo que me llevaba a tener  la memoria “0” ocupada por un médico. Siempre dispuesta para el dolor. Como un orden natural en mi vida.

No sé por qué termino hablando de esto, cuando mi idea era despedirme alegremente de los lectores anónimos ( nunca tuve tantos lectores anónimos) del blog, y dejar de tener que pensar en él como en Joaquín Baldín y su obra que todavía no fui a ver, como en Oscar Gimenez y su obra que tampoco fui a ver, como en Angie Urondo y su muestra que menos que tampoco  fui a ver, el orden es estrictamente proporcional, así como más se separa el día de la invitación del día en el que paso sin ir, así crece mi malestar por no haber ido.

En fin, que ya está mi desayuno servido y que como le dije a Balta hace un rato, la vida y la muerte, no se razonan, se pasan: no hay otra.

Salud y gracias a todos, un merecido puesto de honor a Mariluz, lectora que siguió participando activamente cuando los demás lectores se hicieron anónimos y sólo los podía detectar la estadística, porque gracias a ellas, les confieso, me daba cuenta que no estaba escribiendo para una sola persona! Y como dijo una vez , en agosto de 2005, Emilio Garrido en su programa la Bañera de Ulises, por Radio Nacional de España, radio 3, Diana se va, pero a continuación agregó pero volverá, ya verás como siempre vuelve.

Y tenía razón.

(por si a alguien preguntara hacia donde voy, la respuesta es A la vuelta, pero se lo cuento mejor en este video, eso sí, tienen que tener paciencia y esperar dos minutos, poco más , au revoir!)

Publicado en arte. | 4 comentarios

Cuando los estudiantes vienen marchando

( Crónica de hace muchos años atrás)

El otro día tuve el privilegio de ver gente que quiere estudiar. Marché con ellos para que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, otorgue el visto bueno  a un conjunto de bachilleratos populares, entre los que se encontraba el Osvaldo Bayer, donde estudia mi hijo.

Me emocionó llegar a la Plaza de Mayo y ver que éramos más de los que imaginaba. Me emocionó marchar con los jóvenes estudiantes y adultos que se organizaron para pedir que los dejen estudiar, de la manera que ellos quieren. Una forma auto convocada, auto organizada, cooperativa, horizontal. ¿ Es tan difícil aceptar para un gobierno cuyo eslogan de campaña es Sos bienvenido, o Juntos vamos bien, que hay gente que quiere educarse públicamente pero no en los bastardeados bachilleratos de la ciudad, donde permanentemente dicen que van a cambiar el estado de las cosas y todo sigue igual, donde la educación se detuvo en los años 70, donde por más que la tecnología  avance y se distribuyan laptops  , lo que no cambian son las ideas de la gente que está al frente de las aulas, porque ya se parte de una equivocación insalvable, y es creer que los que enseñan son los iluminados, que alumbran las mentes oscuras y paupérrimas en conocimientos de los pobres seres sin luz, que son los alumnos, del latín a- lumnis?

Hace mucho tiempo ya,  todavía en España , estaba trabajando como Consejera, con el proyecto Atlántida,  en una escuela pública que tenía  57 nacionalidades distintas , en una isla de 20 x 40 km, frente a la costa africana, donde el vecino José era José Saramago; decía que en ese tiempo, publiqué un artículo que me había causado tremenda impresión, y que hablaba de las escuelas obsoletas: pinchando AQUI lo pueden leer entero, o leer el siguiente párrafo que es del que voy a volver a hablar :

… las autoridades educativas tendrían que dejar que las escuelas se reinventaran a sí mismas, favorecer la creatividad e impulsar la imaginación de manera que los sujetos aprendan por sí mismos a dar sentido al mundo en el que viven. Esto ya se está haciendo en países como Holanda o Finlandia, pero aquí las autoridades se frenan a sí mismas por miedo a perder el control y por la arrogancia de querer dejar huella, a pesar de saber que en la mayoría de las escuelas el tiempo se detuvo en los años 70.

“El predecible fracaso de las reformas educativas “ de Seymour B. Sarason, (editorial Octaedro, 2003) extracto de un artículo aparecido en el Nro 2 de la revista el Ajo, experimentos para la vida . Ver http://www.ajoblanco.org/

Entonces, les contaba, que el jueves pasado tuve el placer de ver a esos estudiantes reinventándose a sí mismos, y lo más emotivo, era que no sólo marchaban los estudiantes, sino que con ellos y al lado de ellos, estaban los docentes, que todavía no cobran un solo peso, ni siquiera por viáticos, y  que muchas veces ponen dinero de sus propios bolsillos, para fotocopias o materiales.

Pero, lamentablemente, todo este entusiasmo, contagioso entusiasmo de los jóvenes, de los docentes, algunos para quienes ésta es su primera experiencia como docentes, algunos todavía mezclados entre las filas de estudiantes universitarios, que están aprendiendo lo que es una clase, y viajan horas para, a lo mejor ese día ,tener dos estudiantes, docentes que un sábado  de sol lo dedican a participar de una Asamblea, donde se discute sobre educación,sobre la mejor forma de llevar adelante una clase,sobre los casos de estudiantes con problemas, en fin, todo ese entusiasmo digo, se encontró con las puertas cerradas del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires. Aquí no valía el eslogan del empresario Macri, intendente reelecto ayer por el 47 % de los habitantes de esta “puta” ciudad como cantaba Fito Paez:  SOS BIENVENIDO…aquí no, aquí, justo aquí, las puertas del órgano mayor de Educación de la ciudad, no bienvenían a gente que quería educar y educarse en paz, como reza la constitución. Las puertas rojas se cerraban a un grupo de estudiantes y docentes, simplemente porque quieren estudiar bajo otro modelo, dando sentido, como dice Sarason, al mundo en que viven. SU propio mundo. SU propia vida.

Espero que el viernes que viene, como nos dijeron después de tres largas horas de espera, el Ministro Bullrich , firme el decreto, sin miedo a perder el control de la educación y que el eslogan de su partido : juntos vamos bien, se cumpla.

Gracias a Vanessa , una de las docentes, que me cedió las fotografías de la marcha. 

Publicado en arte. | Etiquetado , , , , , | 6 comentarios

La maga: Mirta Colángelo

Y sí, sin dudas. Mirta es la mujer más maga, maja, alada (aunque ande ahora con su bastón) que he conocido.

Con sus libritos en la cabeza hace años, su susurrador ahora, sus mails siempre escritos en violeta, lleva la poesía a flor de piel. Siempre tiene una guardada bajo esas mangas que cubren sus alas. Siempre la caricia y el abrazo listos para arrullar a los demás, poetas, artistas, pibes o taxistas que necesitan un consuelo en forma de poesía.

Esta vez le fallé. Me invitó al homenaje que le hacían en la 37 feria del Libro de Buenos Aires, y le fallé. Y no hay nada que me duela más en este fin de semana trágico que tuve que haberle fallado a ella. A la maga. Mejor dicho sí, fue haberme perdido su homenaje. Porque ella seguro seguro, lo disfrutó como nunca.

Les dejo aquí dos links, uno a esa sala colmada y  la osadía de Mirta de sentarse al borde del escenario, para hablar con voz cautivante y profunda , de paloma que recorrió mucho cielo.El otro , más íntimo a la Bahía del Susurro…un blog de Bahía Blanca, lugar donde reside la maga, y el grupo de susurrantes que ella formó.

http://labahiadelsusurro.blogspot.com/2010/09/y-fue-esa-edadllego-la-pesiaa-buscarme.html

http://blog.el-libro.org.ar/2011/05/01/los-cuentacuentos-ya-recorren-los-pasillos-de-la-feria/

Les dejo también,  la poesía que me mandó y que le pedí me susurre a través de su tubo mágico, ella no usa varita, no, usa un susurrador que va de su boca al oído de quien quiera escucharla, de quien tenga la fortuna de cruzarse en su camino con esta mujer que huele a libro , que dispara proyectos, que ennoblece la vida.

Entrañable Mirta:

Mil perdones por no haber podido ir a abrazarte, ni escuchar de tu boca el poema de La gran Juana, como escribiste en el asunto. Seguro, seguro, era de color violeta.

Que haría yo sin tus flores
que haría yo sin esta permanencia
de tu gesto y tu lugar
Que haría yo si debiera pensar
en pérdida, olvido y sobre todo final
Que haría yo si no tuviera
la certidumbre de tu memoria.

Juana Bignozzi

Gracias por Tu palomar que no pude aprovechar!

Diana

Publicado en arte., días para pasar de largo las ventanas abiertas, días que curan, Mirta Colángelo, poesía | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

Hoy se casa Cate

-¿Quién? – pregunté mirándole a los labios. Mi tía a veces pronuncia de forma distinta al resto de la gente que conozco – ¿Quién se casa?

-La Cate… Queit, no sé cómo se dice- dijo . Recogió el diario del rellano de la escalera y lo levantó un poquito , así, como para indicarme que iría a leerlo.

Cerré la puerta pensando que mi tía está vieja, pobre, a veces delira…¿Quién conoce a la mina esa? ¿De dónde vendría el parentesco que no me acordaba para nada de ese nombre que ella pronunció con tanta familiaridad? ¿Sería con Ka? ¿La Keit? ¿ la Kate? En fin, ya caería en la cuenta de quién era la afortunada o desdichada ,según por dónde se le mire, que se casaba hoy, pensé y continué con los menesteres que una tiene que hacer a la mañana, sobre todo si vive con un adolescente, que por más empeño que le ponga a la cosa, siempre va a dejar un rastro de su existencia, como los caracoles, vaya donde vaya.

Acomodé sus apuntes, ¡Mmmm!…qué interesante!- me dije pegándole una ojeada al que estaba prolijito, recién traído del nocturno: Breve descripción de los orígenes del capitalismo. -A ver que más tiene acá- como no podía ser de otro modo seguí revisando, total, estaba tirado todo, jamás se daría cuenta que le revisé nada, Crisis del Feudalismo.- Ahá, -pensé- bien bien, la nobleza estaba conformada por un grupo muy reducido de personas.…mmmmj…ellos eran duques, marqueses…mmmmj…la condición de noble era otorgada por el rey como un pago por los servicios prestados o se adquiría por herencia…ahá…muy bien…la vida de los campesinos estaba ligada al trabajo…-ahjshit! tengo que ir ya, la reunión era a las nueve! Les voy a escribir un mail que llego más tarde- me ordené a mí misma corriendo por la casa y largando los apuntes cerca del lugar de donde los recogí. Jamás se daría cuenta que se los ojeé.Vistiéndome con lo primero que encontré, prendí la computadora, fui a yajúpuntoes y de pronto un titular inmenso me saluda: ASÍ ES EL VESTIDO DE KATE , y veo una cola laaaaaaarga sobre una alfombra roja, sigo leyendo más abajo: de plebeya a princesa, y un poco más arriba en letras blancas y pequeñas también sobre fondo rojo : decenas de miles de personas se manifiestan desafiando al régimen sirio en el ‘viernes de la ira’, convocada por los jóvenes en solidaridad con la ciudad de…-esta campesina sigue con sus premoniciones, ojalá no me quemen por bruja- pensé mirando el estuche de La Novia Siria sobre la mesa.

Publicado en arte., Cine, guerra, Rarezas | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Hoy no le temo a la muerte

Hubo muchas cosas buenas hoy.

Primero la lluvia después el sol.

Hermana sol y hermano luno, dije yo en alemán.

¿Santa Francisca?, preguntó.

Mejor Paca. Paca paca.

Hablar con él , la luz baja de la cocina.

Los 100.000 poetas reunidos por una causa, aunque sea perdida, nunca se sabe.

Y este tema de la Portuaria con Byrne.

Voilá!

Publicado en arte., Cine, días que curan | Etiquetado | 2 comentarios

su remera

Yo no sé si él sabe. No lo sé.

Si habrá leído, si le habrán contado, si habrá visto.

Lo único que sé , es que de chico,  le colgué un afiche en la pared de su habitación que decía: “Mi sangre no fue derramada para que yo aquí colgado esté”. Un poster, como le decíamos antes, que perteneció a mi hermano en los años 70.

Y algunas preguntas y algunas respuestas, nada más.

Pero cuando hoy lo vi irse con la remera esa, me dio un vuelco el corazón.

¿Sabrá que hoy fueron sentenciados a prisión perpetua en cárcel común varios de los más peligrosos “actores” de la  dictadura argentina?¿ O sólo fue por casualidad que se puso esa remera?

http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/subnotas/20-53065-2011-04-14.html

Publicado en arte. | 2 comentarios